Publicaciones etiquetadas con: Refrán

Refranes metálicos

[Renio][Flúor][Radio][Nitrógeno][Einstenio]= [Re][F][Ra][N][Es]

Refranes. ¡Cuántas veces los empleamos! Pero… ¿te habías dado cuenta de todos los refranes que llevan química en su estructura? Algunos refranes eran típicos de analizar sintácticamente a lo largo del último curso pre-universitario. ¿Te acuerdas de alguno?

 Cada campana suena según el metal del que está hecha.

Con este refrán que une la música que tanto me gusta con mi vocación química manifiesto las muchas ganas que tenía de hacer un post sobre refranes químicos. Pero han sido tantos los que he encontrado, que finalmente he decidido exponer hoy únicamente los refranes metálicos.

Los refranes metálicos son aquellos en los que sus palabras o átomos se unen mediante el enlace metálico. A grandes rasgos, se caracterizan por su baja electronegatividad y energía de ionización, tendiendo por tanto a su oxidación. Presentan brillo y buena conductividad térmica y eléctrica. En general son dúctiles y maleables.

Arado. Cigüenza.

Un metal muy empleado en el refranero metálico es el hierro, Fe, atendiendo a su dureza, tenacidad, resistencia, facilidad de oxidación atmosférica (formación de herrumbre) y a varios de los usos para los que se le utiliza en siderurgia:

Palabras buenas abrirán puertas de Fe.

Quien a Fe mata, a Fe muere.

A fuerza de villano, Fe en mano.

Al Fe candente, batirlo de repente.

El herrero que trabaja en Fe frío, tiempo perdido.

Como al Fe la herrumbre, la envidia al hombre consume.

Más vale el ruego del amigo que el Fe del enemigo.

El perdón sobra donde el Fe falta.

El plomo, Pb, también es objeto de muchos refranes metálicos, debido a su flexibilidad, y alta densidad. Se trata de un metal pesado, difícil de encontrar en estado natural y excelentemente dúctil:

Andar con pies de Pb.

En negocios de mucho tomo, ándate con pies de Pb.

Campana de Pb no da buen sonido.

No podía faltar un metal tan común como el cobre, Cu. Se utiliza para muchas aplicaciones debido a su combinación de buenas propiedades mecánicas, químicas, físicas y por su buena conductividad térmica y también eléctrica. Por este último motivo, y por su alta ductilidad, es empleado en el cableado eléctrico de nuestras casas. Fue uno de los primeros metales usados por los humanos en vasijas y recipientes similares.

Golpe de Cu nunca mató a hombre.

Rico que ha sido pobre, corazón de Cu.

También el mercurio, Hg, tiene un refrán dedicado. Se trata del único metal líquido a temperatura castellano-leonesa ambiente (el galio, Ga, tiene un punto de fusión en torno a 29.8 ºC). Tanto el metal como sus compuestos son altamente tóxicos, por ello:

Hg mal administrado, epiléptico ha vuelto al medicado.

Seguro que habíais pensado ya en algunos de esos metales muy inertes químicamente, difíciles de encontrar en la naturaleza y altamente utilizados en joyería. Son blandos, difíciles de oxidarse, y, por tanto, de corroerse. Uno de ellos es el oro, Au, metal que no pierde lustre y muy valioso:

No es Au todo lo que reluce.

Asno de Arcadia, lleno de Au y come paja.

Al escarabajo, sus hijos le parecen granos de Au.

No hay cerradura segura si es de Au la ganzúa.

La edad de Au nunca es la presente.

Vale lo que pesa en Au.

Quien hijo cría, Au cría.

La alegría es un tesoro que vale más que el Au.

El poco hablar es Au, y el mucho es lodo.

El Au y la miel, donde están parecen bien.

Nieve antes de marzo, Au blanco.

Otro metal de este tipo es la plata, Ag, metal también precioso, con alta conductividad térmica y eléctrica, blanco, brillante, blando, dúctil y maleable:

Si quieres Ag, trabaja.

A enemigo que huye, puente de Ag.

Agua fresca la da el jarro, no de Ag sino de barro.

Jarro de cristal o de metal o de Ag, no refresca el agua; el mejor jarro, es el de barro.

Ni ojo en carta, ni mano en Ag.

Y… a falta de un elemento metálico, buenos son dos en un mismo refrán más metálico que nunca. De la combinación de estos dos últimos metales preciosos, el oro y la plata:

Aceituna, una es Au; dos, Ag, y la tercera, mata.

La palabra es Ag y el silencio es Au.

El melón por la mañana, Au; por la tarde, Ag; por la noche, mata.

Donde el gusto falta, nada valen el Au y la Ag.

Loco es el hombre que sus prisiones ama, aunque sean de Au y Ag.

Y, para acabar, un surtido variado de diferentes metales, introduciendo alguno nuevo como el estaño, Sn, metal que funde a relativa baja temperatura mostrando gran fluidez, por lo que es ampliamente utilizado en soldaduras y uniones eléctricas. Además, es resistente a la corrosión en numerosos medios:

Hidalgo pobre, fantasía de Au y realidad de Cu.

Las palabras de Au van a menudo seguidas por actos de Pb.

Buenas palabras no cuestan Cu y valen más que Ag.

En casa del pobre, la Ag se vuelve Cu.

Au en manos de pobre, parece Cu.

La balanza no distingue el Au del Pb.

Al Cu y al Sn, mucho paño.

 ¿Conocéis alguno más vosotros? ¡Seguro que sí!

.

Este post participa en la Edición “XXX(L) Química a lo grande – Zn” del Carnaval de Química, cuyo anfitrión es “Activa Tu Neurona” en su blog “Activa Tu Neurona”.

Esta entrada participa en la VIII Edición del Carnaval de Humanidades, cuyo anfitrión es Marta Macho Stadler en su blog ::ZTFNews.

Anuncios
Categorías: 1. General, 2. "Quimicotidiano" | Etiquetas: , , , , , , , , , , | 9 comentarios

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: