Publicaciones etiquetadas con: Recomendación

Olimpiada de Química 2016

Como en años anteriores, desde moles de química pretendemos invitaros a participar en la Olimpiada de Química.

.

Entre sus organizadores a nivel nacional destacan la Asociación Nacional de Químicos de España (ANQUE) y la Real Sociedad Española de Química (RSEQ). Por su parte, la Asociación de Químicos de Castilla y León (AQCyL) y la Universidad de Burgos (UBU) participan a nivel regional y local respectivamente. 

.

Este año 2016, la fase local en Burgos tendrá lugar a lo largo de la mañana del próximo sábado 20 de febrero de 2016.

.

¡Os animamos a disfrutar de esta jornada en la que podrás aprender y demostrar todo lo que sabes sobre química y conocer a compañeros con tus mismos gustos e inquietudes!

.

Podéis apuntaros escribiendo un correo electrónico a María Ángeles García García (magg@ubu.es), profesora del Departamento de Química de la UBU, o llamando al teléfono 947258818.

.

¡Nos vemos el sábado!

Cartel de la Olimpiada de Química. Convocatoria 2016, Burgos

Categorías: 1. General | Etiquetas: , , , , , , , , | Deja un comentario

Olimpiada de Química 2015

 ¿Estás en Bachillerato? ¿Te apasiona la Ciencia?

¿Quieres aprender además de demostrar tus conocimientos de Química?

Si es así…

¡Bolígrafos en alto y calculadoras sobre la mesa!

¡Conocimientos comprendidos y compañeros ilusionados a tu lado!

.

Llega lo mejor para ti…

 

¡Llega la XXVIII Olimpiada de Química!

.

Como podrás observar en la información que se adjunta en este post, la Olimpiada de Química tiene cuatro fases. La primera es de ámbito local/regional, la siguiente nacional, la tercera se desarrollará a nivel internacional y finalmente la cuarta y última es la denominada iberoamericana. Por lo tanto, si te presentas en tu distrito universitario el próximo mes de marzo… ¡Puedes acabar formando parte del equipo que llegue a Madrid, a Bakú (Azerbaiyán) e incluso a Brasil!

¿Todavía te lo estás pensando?

Esperamos contar con vosotros, alumnos y profesores, el próximo 7 de marzo en los centros donde se celebra la primera fase. En Burgos, puedes apuntarte contactando con María Ángeles García García (magg@ubu.es, 947258818), profesora del Área de Química Analítica de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Burgos y coordinadora de esta actividad junto a María Nieves González Delgado, profesora de Química en la Escuela Politécnica Superior de la misma universidad. La Olimpiada en nuestra provincia tendrá lugar en Burgos, Aranda de Duero y Miranda de Ebro.

Este programa está organizado por la Asociación Nacional de Químicos de España (ANQUE) y por la Real Sociedad Española de Química (RSEQ). Son muchos más los colaboradores que hacen que esta actividad se pueda llevar a cabo, destacando concretamente en nuestra ciudad a la Universidad de Burgos y a nivel regional a la Asociación de Químicos de Castilla y León (AQCyL).

¿Y todavía hay más?

Evidentemente sí. Levantarte un poco temprano un sábado tiene su recompensa. Conocerás a nuevos compañeros con gustos similares a los tuyos. Entrarás en contacto con las instalaciones y el profesorado de un entorno universitario privilegiado. Además, en menos de medio año te encontrarás posiblemente realizando las pruebas de acceso a los estudios universitarios. La Olimpiada es una buena forma de preparar la parte correspondiente a Química de las PAEU. Y si aún así te encuentras preguntándote “¿por qué voy a apuntarme?”, contesta mejor a la pregunta “¿por qué no voy a hacerlo?” El conocimiento no ocupa lugar. No es sólo eso. En este caso puede llevar a desarrollar tus habilidades, viajando, representando a tu tierra, llegando a conocer a importantes científicos según vayas superando las pruebas y, sobre todo, cumpliendo una nueva experiencia personal para recordar, con la Química a tu lado.

Inténtalo. ¡Llegarás lejos!

¡Apúntate!

Cartel de la Olimpiada de Química 2015. Burgos.

 

Más información en el siguiente enlace:

XXVIII Edición Olimpiada de Química. Página web de la AQCyL.

Categorías: 1. General | Etiquetas: , , , , , , , | Deja un comentario

Importancia de las estancias en el extranjero. Opina

Con esta entrada llega a moles de química la segunda encuesta hasta la fecha de hoy. Como comenté en su día, el objetivo de las mismas consiste en fomentar la participación de todos ustedes, queridos lectores. Con una sola pulsación de vuestro dedo índice sobre el botón izquierdo de vuestro ratón podréis contribuir dando vuestra opinión. Por supuesto, si queréis extenderos y ayudar más activamente al resto de la comunidad os animo a dejar un comentario. En este post trataremos de conocer las ideas de los demás, similares u opuestas a las nuestras, sobre un tema importante en la época actual:

Las estancias en el extranjero

Avión

Avión despegando a finales de octubre en la Terminal 5 del Aeropuerto de Heathrow (London, England).

Cogiendo un avión comenzó el periodo de tres meses que actualmente estoy viviendo: una estancia de investigación en el “Warwick Electrochemistry & Interfaces Group” de la Universidad de Warwick, en Inglaterra. Una experiencia fabulosa. Para vosotros, que me estáis leyendo…

¿Cuánto es de importante la realización de estas estancias en el extranjero?

Os animo a que compartáis vuestra visión sobre el asunto. No tienen por qué ser estancias de investigación: opinad sobre vuestra experiencia en el extranjero como trabajadores, estudiantes, Erasmus, asistentes a campamentos y/o a cursos de mejora del idioma… Por supuesto, si tienes intención de hacer alguna estancia en un corto espacio de tiempo no dudes en compartirlo con nosotros. ¡Así podremos ver la evolución de lo que pensamos antes y después de irnos! En muchas ocasiones los objetivos, las razones, los pensamientos y los motivos cambian. Como siempre, serán muchas las opiniones, unas similares, otras opuestas, y todas válidas.

.

Comencemos generando un pequeño debate.

En verde, lo que te puede motivar a hacer una estancia. En granate, lo que te anima a quedarte.

– Las estancias en el extranjero son algo muy necesario a nivel personal y profesional. Me permiten aplicar mis conocimientos, trasladarlos a más personas y captar lo mejor de nuevos compañeros e instituciones para luego aplicarlo en diferentes entornos.

– Son un punto fundamental a la hora de mejorar el idioma: no hay nada como practicar expresiones y hábitos del día a día en el país cuya lengua es la que estoy aprendiendo.

Se necesita tener bastante dinero únicamente para el viaje y la estancia inicial. En la actualidad es muy difícil disponer de becas para poder realizar estas estancias y tal y como están las cosas no me puedo jugar los ahorros en una experiencia en la que posiblemente no vaya a ver los frutos rápidamente.

– Sinceramente, es una opción que no está en mis próximos planes. España goza de un sistema público y privado (sanitario, educativo, social…) mejor que el de muchos países de nuestro entorno. 

No tengo trabajo en España. Tal vez sea más fácil encontrarlo en el extranjero, y, aunque no sea de lo mío, por lo menos practico una nueva lengua, indispensable hoy en día. Además, este tipo de experiencias están muy valoradas en las empresas, por lo que tal vez, a la vuelta, tenga más oportunidades.

– Irte fuera me servirá para valorar mucho más lo que tienes dentro, pues, en ocasiones no nos damos cuenta de todas las bondades que tenemos a nuestro lado.

Mi familia, mis amigos, mi casa o mi universidad me tiran mucho. Si estoy muy bien así, ¿para qué cambiar?

No cabe duda de que durante los meses que realice la estancia haré cosas nuevas pero también soy consciente de que dejaré de hacer otras donde ahora mismo estoy y corro el riesgo de perder ciertas oportunidades. Tengo muchos proyectos por finalizar y otros tantos que continuar y no quiero dejarlos de lado.

Me gusta mucho viajar y conocer nuevas culturas, paisajes y personas. Siempre que pueda intentaré realizar una estancia, pues no todo se aprende dentro de las mismas cuatro paredes. Debo conocer cómo se trabaja en otros lugares del mundo.

– Necesito un cambio radical en mi vida. Me compro el billete de ida, pero no el de vuelta.

Entiendo que para algunos campos sea necesario irse al extranjero, pero no para otros. En el caso de la investigación, actualmente ha perdido algo de importancia la obligación de irte de estancia para poder continuar tu carrera investigadora. Tal vez cueste más quedándote, pero tampoco es que sea imprescindible irte. 

– Actualmente no me siento preparado por lo que no me encontraría seguro ni feliz yéndome. Debo madurar un poco más. 

¡Vuestro turno!

Un click rápido y, si puedes, un comentario ;-)

.

Categorías: 1. General, 7. Encuestas | Etiquetas: , , , , , , , | 6 comentarios

¿Cómo hacer un buen examen de Química?

Septiembre. Mes por excelencia de la vuelta al colegio, al instituto y a la Universidad. La sabiduría vuelve a nuestros cuerpos y mentes. Las ideas están acompañadas de todas y cada una de las longitudes de onda del espectro visible con motivo de la llegada en estas fechas de la estación otoñal. Tras haberse tomado unos días de necesario descanso, los lápices y gomas, los bolígrafos y papeles, los ordenadores y los libros están listos para servir a nuestras mejores funciones: pensar, plantear, reflexionar, solucionar, disfrutar… Nuestros conocimientos están a flor de piel en un ambiente embadurnado de sonrisas y ganas por aprender.

Como no podía ser de otra forma, moles de química se pone de nuevo a trabajar. Septiembre. ¡Qué bonito mes!

Pensar.

Plantear.

Reflexionar.

Solucionar.

Disfrutar.

Y…

¡Demostrar que has aprendido!

Demostrar que has aprendido es algo que hay que hacer siempre pero hay una serie de actividades a partir de este mes en las que este hecho se requiere con especial atención: vuelven las pruebas y los exámenes. Vuelven esos nervios que tantas veces te dejan helado pero que suelen acabar con sensación de satisfacción y mejora personal. Aspectos como la utilidad, forma y cantidad de exámenes pueden dar para hacer un post… o una trilogía. Por este motivo, hoy me detendré en otros aspectos también importantes: su preparación, abordaje, desarrollo y finalización. Creo que es necesario facilitar a los alumnos una serie de pautas para realizar una prueba o examen de una asignatura científica en general, Química en particular. En mi caso, son consejos fruto de mi formación como químico, de mi experiencia como alumno y profesor de clases particulares y de muchas conversaciones con otros profesores. ¡Y es que también hay que aprender a hacer exámenes! Por ello, en esta entrada dedico unas líneas de ayuda para los estudiantes. Tanto para obtener un suficiente como para sacar un sobresaliente hay que enfrentarse a estas pruebas. ¿Por qué no echar una mano?

Ideas, conocimientos, números, letras…

 Demostrar que has aprendido es el objetivo primordial. ¡Esfuérzate para conseguirlo!

El proceso comienza mucho antes del día señalado estando atento en clase, tomando apuntes y buscando información complementaria. Escucha las orientaciones de tu profesor. Observa qué es lo más importante y cómo se debe explicar. ¡Pregunta todo lo que no sepas!

Nunca te acuestes la noche anterior al examen con algo que no hayas entendido. Métete a la cama leyendo algo de la asignatura que te permita tener una noche apacible para dormir con la sensación de que lo tienes dominado. Duerme, lo que consideres necesario, pero duerme tanto si eres de trasnochar como de madrugar. El cansancio te puede jugar una mala pasada. Eso sí, es francamente difícil que lo que no hayas interiorizado sepas solucionarlo en mitad del examen. ¡Es muy difícil y requiere mucho tiempo! Como puedes observar, no es una noche para dormir 3 horas, pero tampoco 12.

⇒ Desayuna bien y llénate de energía. Es conveniente que lleves algo de almorzar para media mañana, tanto para antes de hacer la prueba como para cuando ya la hayas acabado.

 Cuando recibas el examen, tómate tu tiempo en leerlo completamente. Dominarás unas cosas más que otras. No te preocupes. Respira hondo. Descansa un par de minutos mirando a un punto lejano de la clase o a través de la ventana, lo justo para ordenar las ideas en tu cabeza. No es bueno comenzar a escribir con la euforia de comprobar que te sabes todos los ejercicios ni con el desánimo de ver que tienes dudas en alguno de los mismos. Mentalízate de que eres capaz de hacer mucho en el papel que tienes delante.

 Empieza por donde mejor te lo sabes. ¡Sin duda! Seguirás adelante con seguridad. No hay cosa que peor te pueda sentar que gastar tus energías en resolver lo más difícil sin conseguirlo para que suene la campana antes de poder haber redactado de manera correcta lo que conocías perfectamente.

 Una vez que empieces un ejercicio no te distraigas. Métete en el problema e intenta aplicar todas las estrategias que conoces para solucionarlo. Siéntete un científico en su propio laboratorio. Plásmalo en el papel.

 Nunca empieces un problema cuando te quede menos de 1/4 de folio. Un problema necesita anotar datos, realizar un planteamiento, resolver el problema y dar un resultado. Cambiar de hoja o pasar a escribir en la parte posterior de la misma está íntimamente relacionado con despistes, equivocaciones y con un mayor tiempo para realizar el problema.

 La Ciencia en general y la Química en particular no son sólo números. Las palabras y frases deben estar presentes en tus ejercicios para que permitan seguir el desarrollo de los problemas y las explicaciones. ¡Los científicos podemos y debemos escribir! De hecho, los artículos de investigación tienen más letras que números. No te preocupes, es más fácil de lo que parece. En muchas ocasiones, esto se reduce a escribir lo que vas pensando mientras realizas el examen. Si lo piensas, si lo sabes, ¿por qué no demostrarlo? Explica el porqué de hacer esa regla de tres, el porqué de elegir una resolución en concreto, el porqué de elegir una ecuación/ley y no otra… ¡Escribe la Ciencia!

 Cuida en todo momento la ortografía, presentación, redacción y rigor del documento que presentes. 

 Cuidado con las purezas superiores al 100 %, las diluciones que generan mayores concentraciones, los tiempos negativos, las reacciones exotérmicas con entalpías positivas, las reducciones en las que se pierden electrones y un largo etc. Todas esas “cosas imposibles” que se cuelan en un examen dan la amarga sensación de que no sabes lo que estás escribiendo ni comprendes los resultados que obtienes.

⇒ Sé claro y conciso. Contesta a lo que se te pregunta. Pero no peques tampoco en este aspecto. Es mejor demostrar que sabes más que menos de lo necesario. Eso sí, siempre intrínsecamente relacionado con lo que te preguntan.

 Nunca dejes algo en el tintero simplemente por dar por supuesto de que el profesor lo sabe. Una de las mejores formas de hacer un examen es realizarlo como si tú fueras el profesor: intenta que la persona a quien estés escribiendo comprenda, únicamente con tus explicaciones, todo lo que tú sabes.

⇒ ¿Contestar aunque no te lo sepas con total certeza? Sí. No contestar sabes lo que implica. ¿Por qué no tratas de poner en contacto los conocimientos obtenidos durante el proceso de aprendizaje y sacar la mejor opción que tengas disponible? Tal vez no llegues a la solución completa, ni siquiera al planteamiento general. Pero esfuérzate, demuéstralo y, al menos, dos líneas escritas con coherencia son mejor que ninguna.

⇒ Interpreta todos y cada uno de tus resultados principales obtenidos, aunque no venga explícitamente mencionado en la pregunta, cuestión o problema del examen. De la misma forma debes dar una conclusión al problema planteado. ¡Y acuérdate de las unidades! Los exámenes suelen ser relativos a lo que has aprendido en un pasado. No está de más dar alguna idea de cómo solucionarías tú mismo esos problemas con las herramientas que tienes a mano.

 Repasa siempre antes de entregar el examen. Hay dos formas para ello. Cuando repasas un problema que sabes o intuyes que está incorrecto suele ser más productivo empezarlo por el principio. Muchas veces tienes el fallo delante de tus ojos pero leyendo no consigues nada: hay que razonar, calcular y escribir. Por cierto, no está de más que conozcas bien tu calculadora antes de usarla. No es una broma: puede ser tanto tu mejor aliada como la peor de tus enemigas.

 ¿Mirar el cuaderno y los libros al finalizar el examen? Ya sabes lo que puede suponer: una alegría ilimitada o una tristeza profunda. Pero como tu objetivo principal es aprender te recomiendo que compruebes aquellas dudas que tienes cuando has salido por la puerta. Posiblemente, tanto si has contestado correctamente como si no, no se te olvidará. Y eso es lo que a ti, como persona, debe importar. 

 Acude a las revisiones de exámenes tanto si sacas un 1, un 5 o un 10. Siempre hay algo que aprender. Ver tu prueba unos días más tarde, tal vez con las ideas incluso más asentadas, te hacen ver el conjunto de otra manera: fíjate en las correcciones del profesor, en las anotaciones que te dice, en el porqué de tus errores y aciertos. Aprenderás mucho acerca de cómo se hace un examen.

Recuerda siempre que el profesor corrige el examen que tú haces y, de acuerdo a lo que en él está escrito, pone una nota. El tema de las notas es algo que daría para escribir otro post, tal vez una encuesta. De lo que no hay ninguna duda es de que así se encuentra implantado el sistema (aunque debería cambiarse progresivamente) por lo que hay que afrontarlo y superarlo de la mejor forma posible.

Estos son unos consejos que considero bastante importantes para la realización de un buen examen. Te deseo un curso lleno de éxitos que consigan llenarte de ideas y conocimientos aprendidos, comprendidos e interiorizados.

¡Feliz curso 2014/2015!

El formato de los exámenes es cada vez más variado, lo cual es enriquecedor. No sé si habrás realizado alguna prueba en la que puedas comentar cosas con tus compañeros, pero lo que sí que te puedo asegurar es que puedes participar activamente con los comentarios en este post.

¡Tu experiencia puede ayudar a muchos lectores!

Esta entrada participa en la Edición XXXIX del Carnaval de Química alojado en el blog ‘gominolasdepetróleo

Logo Itrio

Categorías: 1. General, 2. "Quimicotidiano", 4. Pensamientos del presente | Etiquetas: , , , , , , , | 13 comentarios

Orientación universitaria: la importancia del esfuerzo

Durante dos jueves consecutivos, el 6 y el 13 del presente marzo, he podido compartir mi experiencia con alumnos de 4º de Secundaria del Colegio Marista Liceo Castilla de Burgos.

¡Ha sido una experiencia fascinante poder charlar y reflexionar con estudiantes muy participativos y llegar a interesantes conclusiones!

Quiero agradecer la oportunidad ofrecida por Pilar López Lorente, Jefa del Servicio de Información y Extensión Universitaria, y René Jesús Payo Hernanz, Vicerrector de Estudiantes y Extensión Universitaria que, junto al orientador del colegio Roberto Ranz, están realizando una encomiable labor.

Los objetivos de la charla eran varios:

– Explicar la experiencia de un universitario cercano a los alumnos por edad, dedicación y pasión.

– Comentar diversos aspectos acerca de la vocación. ¿Qué es? ¿Nacemos con ella o la vamos dirigiendo?

– Charlar sobre los estudios. Valorar el esfuerzo.

– Introducir de primera mano la Universidad de Burgos. Como habitantes de Burgos y como estudiantes universitarios en potencia debemos conocerla.

Despertar la ilusión por la Ciencia dando a conocer las potentes investigaciones que se llevan a cabo en los laboratorios de la Facultad de Ciencias de la UBU y a través de muestras reales.

– Sincerarme un poco con mis oyentes desde el interior y decirles que haría yo en su lugar teniendo la experiencia actual. 

Os dejo, sin más preámbulos, con las diapositivas para proceder posteriormente a comentar con vosotros, queridos lectores de moles de química, los aspectos que considero más atractivos.

Cada decisión que tomamos a lo largo de nuestra niñez y adolescencia es importante. ¿Ciencias o letras? Algunos estudiantes todavía no estaban 100 % seguros. ¿Con quién establezco amistades? Varios comentaron que ya habían tenido “sorpresas” entre amigos, positivas y negativas. ¿Me gusta tocar el piano o me decanto más por los idiomas y el deporte? Prácticamente todos iban motivados a sus actividades extraescolares. Sin embargo, quienes comentaron que iban obligados llegaron a la conclusión de que es conveniente cambiar esa actitud y aprovechar cada actividad al máximo. ¿Me esfuerzo todo lo que puedo? Cuesta… ¡Hay que conseguirlo! ¿Cómo soy y quiero ir siendo? El futuro de cada uno se construye a diario con el presente, que, a su vez, mañana mismo será nuestro pasado.

Viendo la dificultad que entrañan ya de por sí algunas de las anteriores decisiones, nos podemos imaginar el hecho de elegir qué voy a estudiar en la Universidad. Yo tenía claro que me iba a quedar en Burgos (soy un enamorado de esta ciudad y tenía ganas de trabajar y de continuar con muchos proyectos que tenía en mente) pero mi cabecita y mi corazón albergaban dudas entre el Magisterio en la Especialidad de Educación Musical y la Licenciatura en Química. 

Mi situación era la primera de las tres más representativas que tienen los alumnos:  

“¡A mí me gustan muchas cosas! ¿Por cuál me decido?”: No tienes ningún problema, ¡con la que elijas acertarás! Vivirás experiencias diferentes en cada una, pero todas te resultarán gratificantes. 

“¡A mí me gusta una única cosa, es mi vocación!”: Genial, ¡adelante con ella!

“¡A mí no me gusta nada! ¡De nada!”: Infórmate, observa a tu alrededor, curiosea, ¡conoce tu entorno! Seguro que algo te acabará gustando. 

Me pre-inscribí en ambas titulaciones, con Química en primera opción. Me admitieron en ella y… ¡Allí que fui! ¡Y de momento feliz me he quedado! Con mi paso por la Licenciatura en Química y el Máster en Química Avanzada, acerté al 100 %. Mi vocación química se iba descubriendo poco a poco hasta que ha llegado a su punto álgido con el doctorado que estoy cursando dentro del grupo de investigación Análisis Instrumental, a quien pongo un Z(Ne) (número atómico del Neón). ¡Mi vocación es la investigación acompañada de la docencia! ¡Y puede aumentar y englobar otros muchos ámbitos! En esta etapa, se entablan profundas relaciones con compañeros y profesores, incluso de muchos lugares. El doctorado es una forma de vida donde hay que mantener, como siempre, el esfuerzo por bandera. ¡Más aún cuando ves que tus profesores y compañeros se rigen por él! 

¡Anda! ¡Ha aparecido ya la palabra vocación! Varios alumnos levantaron la mano relacionándose con la imagen de una persona viendo la televisión de forma desgarbada. Otros pusieron sus brazos en alto para identificarse con la fotografía de un investigador. Me atreví a preguntar: 

– ¿Y si la persona que está viendo la televisión es un publicista que debe ver ocho horas de anuncios al día para enviar cada noche a su jefe un detallado informe de cincuenta hojas de extensión?

Esa idea ya no gustó tanto y los brazos bajaron de repente. ¿Qué es entonces la vocación? Llegamos a la conclusión de que la vocación implica mejorar la situación de la sociedad respondiendo a preguntas actuales, supone mucho esfuerzo y garantiza una alta satisfacción personal, ilusión y motivación. Podemos nacer con ella o descubrirla e implica conocernos bien a nosotros mismos. En mi caso, la incertidumbre de saber qué me encontraré en los experimentos que cada día realizo (¿se cumplirá lo que pensábamos y/o saldrán nuevas preguntas?) hace que cada día sea diferente. ¿Llegaré a solucionar algún problema del mundo?

En plena faena, disfrutando un montón. Fotografía: Roberto Ranz. 
 

Continuamos charlando sobre los estudios. Estábamos todos de acuerdo en que te abren un amplio abanico de posibilidades. Y surgió la siguiente cuestión:

¿Estudiar es únicamente “estudiar”? 

Más de uno levantó la mano y expresó:

– No vale con estudiar. Hay que aprender y reflexionar.

¡Bordado! ¡Qué chicos más inteligentes! Yo quería que reflexionaran más y más. Les hice una serie de preguntas acerca de cuántos pensaban hacer una carrera universitaria, y si sus padres y abuelos las tenían. Prácticamente la totalidad de los alumnos pensaba en obtener una titulación universitaria. Sin embargo, únicamente la mitad de sus padres la tenía y un pobre porcentaje de abuelitos eran los que habían podido ir a la universidad. ¡La universidad ya no te distingue como antes! El esfuerzo que conlleva el paso por la universidad hay veces que no está tan rápidamente premiado como en otros tiempos. Hay que ir a la universidad y aprovecharse de todas las oportunidades que nos ofrece el mundo en el que vivimos. ¡Hay que ser lo que has estudiado! Es necesario distinguirse (nunca pisando a los demás, ¡ojo!) haciendo variadas actividades, apuntándote a conferencias, divulgando, colaborando, trabajando por tu cuenta… Y nunca tener un periodo de tiempo de tu vida sin hacer absolutamente nada.

Cuando les pregunté si la formación es o no necesaria para cualquier puesto de trabajo, me respondieron rápidamente que es necesaria para depende qué trabajos. Les di la oportunidad de que fueran por un momento Jefes de Recursos Humanos de una gran multinacional que debe cubrir una vacante de un puesto de trabajo que consiste en trasladar cajas de huevos de una cinta transportadora a otra, a turnos, ocho horas al día y cinco días por semana. Como posibles candidatos había un reciente titulado de Máster y un chico que se cansó de estudiar en la ESO y abandonó. ¡No dudaron! ¡Se decantaron por el titulado! ¡Les daba mucha más confianza! Como estudiantes pensaban que no era necesaria la formación para cualquier trabajo pero como Jefes de RRHH, la formación de sus empleados, hasta para cualquier trabajo, era un requisito imprescindible. Aproveché para contarles la historia de “El hierro, el director y el peón”confirmamos el hecho de que la necesidad de estudiar y de formarse es importante para cualquier puesto de trabajo. ¡No me vale la excusa de tener demasiada formación para ocupar un determinado puesto de trabajo! Pero reconocimos que estábamos hablando de cosas subjetivas. De lo que pensábamos. Necesitábamos datos reales y objetivos. Y para eso estaba la siguiente diapositiva, la número 15, en la que se observa que la crisis ha afectado mucho menos a las personas con formación, cuyo sueldo es significativamente superior al de la mayoría y a quienes afecta mucho más levemente el paro que al resto de categorías. Pero no todo es material. Estudiar te da una serie de valores que se quedarán en tu interior y, tarde o temprano, relucirán en el exterior recompensando tu esfuerzo:

Algunos de los valores que te proporciona la formación universitaria. ¿Deseas añadir alguno más? 
 

Era el paso de dar a conocer de manera cercana la Universidad de Burgos. Dos motivos eran los fundamentales:

Como ciudadanos de Burgos que somos, creo que es necesario conocer el entorno en el que vivimos. Conocemos museos, espectáculos, tiendas y similar de muchas partes de nuestra ciudad y del mundo entero. ¿Vamos a seguir creciendo sin conocer una institución donde la sabiduría está omnipresente y donde las ideas nacen y se ponen en práctica por doquier?

– El segundo motivo es más sencillo y personal. Se basa en el hecho de que como mi experiencia en la Universidad de Burgos ha sido magnífica, me haría muchísima ilusión que potenciales estudiantes la disfrutasen. ¡Confío en la UBU, en su formación y valores! Está realizando una gran labor social, educativa e investigadora y eso se debe reconocer y valorar de forma positiva.

En estos momentos ofrecí a mis jóvenes oyentes diversas informaciones de las que aquí podéis disponer a través de la página web de la Universidad de Burgos (www.ubu.es) y de su cuenta de twitter (@UBUEstudiantes). Sin embargo, hay muchas cosas que no están en las redes sociales, ni en Internet, ni en cualquier manual que oses usar. En la UBU eres una persona, no un simple número de expediente. Eres un ser humano, con nombre y apellidos, que disfrutará de una cercanía total en un equipo formado por compañeros, estudiantes, PDI y PAS, con muchas y variadas posibilidades entre las que se incluyen becas, prácticas, voluntariado, fiesta, prácticas, empleo…

El siguiente apartado, ya llegando al final, constaba de enseñar la investigación puntera que estamos haciendo en la UBU, más concretamente la de Facultad de Ciencias que es en la que trabajo. Gracias a Álvaro Colina que me prestó los materiales, pude enseñar en vivo y en directo grafeno, nanofibras de carbono, nanopartículas de oro (¡oro rojo, pues en el mundo nanoscópico muchas cosas son diferentes!) y varios electrodos de nanotubos de carbono que estamos preparando en la actualidad. Expliqué brevemente en qué consiste la espectroelectroquímica, técnica por excelencia de nuestro grupo de investigación, y pasé a hacer una breve reseña de las investigaciones en las cuales se encuentran inmersos los diferentes grupos en nuestra Facultad y sobre los cuales podéis obtener más información en sus páginas webs.

Esta charla de una hora de duración estaba llegando a su fin. Únicamente quedaban dos diapositivas. ¿Qué cosas haría yo si volviese a ser un estudiante de 4º de Secundaria pero con la experiencia de un doctorando? Os invito a rebobinar sobre la entrada y a visitar esta diapositiva y las anteriores. En Internet no hay horas, ni comentarios límite. Podéis formar parte de esta charla cuando queráis y os animo, como siempre, a que comentéis todas esas cosas que posiblemente se os hayan pasado por vuestras inteligentes neuronas. Y por supuesto, como les he dicho a mis estupendos estudiantes, ¡a mantener una actitud protónica (+) siempre con ilusión y motivación!

A vuestra disposición. ¡Muchas gracias!

Este post participa en la XXXIII Edición (Edición del As) del Carnaval de Química, cuyo anfitrión es Justo Giner Martínez-Sierra en su blog “La Química en el siglo XXI”.

Carnaval de Química (Edición del As)

Categorías: 1. General | Etiquetas: , , , , , , , , , | 17 comentarios

Escuchando a un joven científico

La entrada de hoy es muy especial. Si cuando nació moles de química me hubieran preguntado si un post como el de hoy era posible escribirlo tan pronto, mi respuesta hubiese sido negativa. Pero esto es lo bueno de la divulgación, de la química y de las personas. Que las que se siguen virtualmente y se admiran por las redes, un día, con mucha ilusión y una conferencia de por medio, se conocen en persona.

Hasta el día 12 de febrero, diversas noticias salieron en los medios de comunicación, especialmente en “Noticias de Burgos“, en “El Correo de Burgos” y en el “Diario de Burgos”:

Realmente tenía muchas ganas de conocer en persona a Luis Moreno Martínez y de que los miembros de la Universidad de Burgos tuviesen la oportunidad de escuchar a dicho divulgador. Creo que es un buen ejemplo para estudiantes y profesores, para jóvenes y mayores que disfrutan de la Ciencia en general y de la Química en particular. Trasladé la idea al Decanato de la Facultad de Ciencias, quien apoyó al máximo la iniciativa, lo que permitió conseguir una excelente organización conjunta por parte de todos. ¡Muchas gracias! Por lo tanto, como podéis ver en estas imágenes y en el anterior post, Luis Moreno Martínez vino a Burgos el 12 de febrero para impartir la conferencia :

“La Ciencia como nunca la habías visto: ¡con letras!”

El poder de la divulgación científica.

¡Y llegó el gran día! Poco después de las 10.30 h del miércoles, el pequeño electrón bajaba del autobús. Alegre y contento, contagiaba química allí por donde iba. Sin perder tiempo, fuimos a la Facultad donde tuvimos una pequeña presentación con varios alumnos y profesores. Hasta hubo tiempo para que Radio Televisión Castilla y León (RTCyL) le hiciese una entrevista. Esperemos que en breve se pueda colgar un enlace a un vídeo con dicho contenido.

¡Estábamos muy contentos! ¡La desvirtualización comenzó siendo un éxito!

Luis Moreno Martínez y Jesús Garoz Ruiz, tras probar que todo funcionaba correctamente.

.

A las 12.30 h, comenzó el plato fuerte. Una breve explicación por parte del Decano sobre los objetivos del acto y los esfuerzos que está haciendo la Facultad por la difusión de la Ciencia, dio paso a la presentación de Luis por mi parte. Fue una sensación fantástica delante de un Salón de Actos repleto de profesores, de estudiantes, de personal externo a la Facultad e incluso de la sociedad en general:

Estado del Salón de Actos de la Facultad de Ciencias. No cabía ni la mascota de Schrödinger.

.

Luis Moreno Martínez. ¡Vaya historia más completa a sus 24 años!

.

Las expectativas que me esperaba de Luis tras mucho tiempo siguiéndole por las redes fueron superadas. Es un químico fascinante, con una gran fluidez de palabra, un rigor espectacular y una llamativa simpatía con el público. Nos habló de muchas cosas (podéis ver en su post el contenido y mucho más acerca de su conferencia), todas vinculadas a la importancia de la divulgación científica, la cual permite completar las tareas de desarrollo/investigación y de docencia. Es, de hecho, una herramienta más para incrementar la cultura científica. Los científicos debemos colaborar con otras profesiones para así ir todos en el mismo camino. Cito textualmente: “el científico debe ser agente directo en la enseñanza y en la divulgación de la Ciencia, colaborando con el resto de profesionales de estas áreas”

¡La Ciencia debe estar en la sociedad! ¡La sociedad necesita la Ciencia!

¿Acaso no es necesario eliminar el concepto de que no hay nada que no sea químico? ¡Lo natural es también químico! ¡El agua es química! ¡Todo es Química! Divulguémoslo en los diferentes medios que tenemos a nuestro alcance: blogs, redes sociales… ¡Y en persona!

Fruto de la humildad del conferenciante, Luis nos mostró sus experiencias, su lado más humano. Afirmó con rotundidad que toda divulgación llevada a cabo con rigor y claridad es válida, no hay ninguna superior a otra. ¡Utilicemos las herramientas que tenemos para compartir y llegar hasta un mayor número de público con valores! Basémonos en aprender, ayudar, escuchar, compartir, hacer amigos… ¡Y contribuir! Luis, como buen divulgador, también nos acercó finalmente el trabajo de otros tantos divulgadores que están realizando un trabajo excelente y de quienes podemos aprender un montón.

Tengo que reconocer que ha sido una de las charlas que más cortas se me han hecho. Y no por su duración, aproximadamente hora y cuarto con preguntas incluidas, sino por su calidad.

¡Gracias a todos!

A partir de este momento comenzó la etapa más lúdico-festiva de la jornada, que no por ello menos importante. Acudimos con parte del equipo decanal a comer un menú del día a Arcos del Parral. Charlamos acerca de la Ciencia, la divulgación y la docencia. Compartimos ideas, aderezadas todas ellas con muchas ganas de trabajar y en un ambiente muy cercano.

Luis Moreno Martínez, parte del equipo decanal (Gonzalo Salazar Mardones, Gustavo Espino Ordóñez y Álvaro Colina Santamaría) y un servidor. ¡Mucha cercanía compartiendo experiencias! 

.

Para finalizar el día, fuimos a conocer la ciudad. En las tres horas que nos restaban de tiempo pudimos contemplar por fuera y por dentro la belleza de la Catedral de Burgos y el Museo de la Evolución Humana. ¡Arte y ciencia en estado puro! 

Tuvimos tiempo de conocer Burgos. Aquí, en su Catedral. Más tarde, en el Museo de la Evolución Humana. 

.

Los medios de comunicación también se hicieron eco del evento el día siguiente, apareciendo las siguientes noticias en “Diario de Burgos” y “El Correo de Burgos“:

Muchas gracias a todos.

A los lectores del post por mostrar todo su interés en un aspecto fundamental, tanto profesional como personal. A todos los asistentes a la conferencia por demostrar que la cultura y la divulgación ocupan un lugar respetado. Al decanato por toda la ayuda mostrada y por apoyar a la juventud en todo momento, aspecto muy necesario en la etapa universitaria. Y a mi amigo Luis Moreno Martínez por su esfuerzo y dedicación. Por su persona.

Categorías: 1. General | Etiquetas: , , , , , , | 25 comentarios

La Ciencia como nunca la habías visto: ¡con letras!

Posts como el de hoy me hacen ilusión escribirlos. Sencillos y cercanos.

¿Os acordáis quién es el primer “Recurso Destacado” de moles de química? Seguro que sí. Pues él, Luis Moreno Martínez… ¡Viene el próximo miércoles a la Universidad de Burgos! En calidad de conferenciante, abordará diversos temas bajo el título:

“La Ciencia como nunca la habías visto: ¡con letras!”

– El poder de la divulgación científica –

Voy a poder conocer en persona y presentar a todo un referente en la divulgación científica de calidad. Joven y trabajador. Un químico como la copa de un pino. 

El 23 de diciembre de 2013 le mandé el primer e-mail invitándole a dar la conferencia. Previamente había hablado con el equipo decanal de la Facultad de Ciencias a quien agradezco enormemente su entera disposición y ofrecimiento. A sus miembros, la idea de que viniera Luis les pareció magnífica. Desde entonces, una serie de e-mails, tweets y similar hacen presagiar que lo que nos va a contar en el Salón de Actos de la Facultad de Ciencias va a ser muy interesante.

Como Luis no necesita mucha más presentación por este tipo de vías, os muestro a continuación el cartel del evento:

 

¡Allí nos vemos compañeros! ¡Me siento afortunado!

Categorías: 1. General | Etiquetas: , , , , , | 7 comentarios

Olimpiada de Química 2014

A lo largo de este 2014 tendrá lugar, como en años anteriores, la Olimpiada de Química. Este programa está organizado a nivel nacional por la Asociación Nacional de Químicos de España (ANQUE), la Real Sociedad Española de Química (RSEQ) y el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

Es una iniciativa muy asentada en la que participan muchos profesores y, especialmente, alumnos de bachillerato. Os animo a todos a presentaros. No supone un gran esfuerzo y obtienes a cambio una serie de beneficios y conocimientos destacados:

– Te pones en contacto con compañeros de tu misma edad e inquietudes similares.

– Tienes un primer acercamiento a la universidad y a sus profesores.

– Posiblemente hagas las pruebas de acceso a la Universidad este próximo mes de junio. ¿Hay mejor forma que ésta para evaluar tus conocimientos de química?

– ¿Y si eres el ganador de alguna de las fases de las que constan estas Olimpiadas de Química? Representarás a tu ciudad, a tu comunidad e incluso a tu país.

– Si esto último sucede, múltiples oportunidades se abren ante tus ojos: viajar, conocer a científicos de renombre y disfrutar de una experiencia digna de remarcar, no sólo en tu currículo, sino en un sitio en el que es mucho más importante: en vuestro cerebro. Tiene que ser una experiencia realmente fascinante poder representar a muchos de vuestros colegas llevando la química por todo el mundo.

¡Si no lo intentas nunca sabrás hasta dónde podías haber llegado!

Como viene en el cartel inferior, la fase local en Burgos tendrá lugar el sábado 22 de febrero a las 10:00 h en la Facultad de Ciencias de la Universidad de Burgos así como en dos sedes de Aranda de Duero y Miranda de Ebro. Posteriormente se celebrará la fase nacional en Oviedo, la internacional se desarrollará en Vietnam y, finalmente, la iberoamericana en Uruguay.

¡Estas tierras te esperan!

Apúntate enviando un e-mail a María Ángeles García García (magg@ubu.es), profesora del Área de Química Analítica de la Universidad de Burgos o llamando al teléfono 947258818.

Más información en:

– RSEQ: http://www.rseq.org/olimpiadas/nacional

– Olimpiadas de Química: https://olimpiadasquimica.es/

– Asoc. Nacional de Químicos de España: http://www.anque.es/component/content/article/156

– Asoc. de Químicos de Castilla y León: http://www.quimicoscyl.org/index.php?pag=seccion&seccion=20

Categorías: 1. General | Etiquetas: , , , , , , | 6 comentarios

Blog: El Cuaderno de Calpurnia Tate

Inaugura esta sección titulada “Recurso destacado” el maravilloso blog que tiene por nombre:

El cuaderno de Calpurnia Tate. Un espacio virtual para la enseñanza y la divulgación de la química

Su autor es el químico y profesor Luis Moreno Martínez, experto universitario en Divulgación y Cultura Científica. Es un verdadero apasionado de la Química, encargado también de la divulgación científica en el programa El Nanoscopio de Radio3W.

Cabe destacar su rigor científico combinado con ágiles y visuales explicaciones que harán que leas las entradas de principio a fin. Sus posts demuestran que es un científico convencido de que la forma más fiable de conocer todo lo que hay alrededor nuestro, en el mundo, es la ciencia. Y, por tanto, la química. Busca y explica esta disciplina allá por donde va, desde su casa, desde la facultad y a través de los viajes científico-culturales que hace, consiguiendo de este modo que viajemos con él. Profesor vocacional y defensor de una educación con docentes conocedores de los objetivos de su profesión para así conseguir motivar a sus alumnos. 

Los héroes del chico electrón, como le gusta darse a conocer (y le conocen), son históricos científicos. Y es que la historia le mola. Además, lucha contra la quimiofobia. ¿Acaso hay algo que no sea 100 % química? Pero no solo esto. A Luis le gusta asistir al teatro, viajar, leer, coleccionar, disfrutar de la buena música… ¡Ah! Y Madrid, otra de sus pasiones.

Sinceramente, no creo que haya un blog con tanta química en su interior. Luis Moreno Martínez, y su voluntariosa compañera, la señorita Calpurnia Tate, hacen una pareja de grandes divulgadores. ¡A seguir con ello!

Por todo ello, moles de química emite el siguiente reconocimiento como Recurso Destacado:

Categorías: 1. General, 5. Recurso destacado | Etiquetas: , , , | 3 comentarios

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: