Publicaciones etiquetadas con: Propiedades

El Selenio

Echando un vistazo a la tabla periódica podemos observar como en el cuarto periodo, grupo decimosexto, se encuentra un elemento químico de símbolo Se, número atómico 34 y masa molecular 78.96 g/mol, denominado Selenio. ¡Está dando nombre a esta XXXIV Edición del Carnaval de Química! ¡La Edición del Sé! ¡Y justamente coincide con la contribución número 34!

El Selenio fue descubierto en 1817 por el químico y doctor sueco Jöns Jacob Berzelius. Lo bautizó con el nombre de Selene, diosa lunar en la mitología griega. Se trata de un elemento que, aunque en baja cantidad, se encuentra ampliamente distribuido en la corteza terrestre, especialmente en forma de seleniuros de elementos pesados o como elemento libre en asociación con azufre elemental.

Cabe destacar las siguientes características de este no metal grisáceo:

Sólido a temperatura ambiente.

– Presenta un punto de fusión de 221 ºC y de ebullición de 685 ºC.

– Sus estados de oxidación son -2, 0, 2, 4 y 6.

– Su estructura cristalina es hexagonal.

– Arde con una llama azul en el aire para dar dióxido de selenio, SeO2.

– Es insoluble en agua y alcohol y soluble en éter.

Mal conductor del calor y de la electricidad. No presenta buena ductilidad ni maleabilidad.

– Reacciona directamente con diversos metales y no metales, entre ellos el hidrógeno y los halógenos.

Presenta el efecto fotoeléctrico.

 

Selenio en TP

Posición del Selenio en la Tabla Periódica

Los usos más habituales del Selenio son:

Producción de vidrio, provocando un color rojizo en el mismo.

– El SeS es un aditivo común en el champú anticaspa por reducir la escamación del cuero cabelludo.

– Como pigmento en plásticos, pinturas, barnices, vidrios, cerámicas y tintas.

– Como aditivo metalúrgico que mejora ciertas capacidades de algunos aceros inoxidables.

– Debido a que presenta efecto fotoeléctrico, es muy utilizado en electrónica: en exposímetros fotográficos, células solares, fotocopiadoras y medidores de luz, así como en diodos LED de color azul y blanco.

¿Y en el cuerpo humano?

El Selenio es un elemento traza esencial para el organismo. Tiene funciones estructurales y enzimáticas como antioxidante y catalizador en la producción de hormona tiroidea. La principal fuente de este elemento es el suelo. Una ingesta deficiente puede causar dos desórdenes fisiológicos endémicos: la enfermedad de Keshan y el mal de Kashin y Beck.Para que sea biológicamente activo debe estar en forma de seleniuro, Se2-. Su gran importancia radica en sus propiedades antioxidantes y protectoras frente a la acción de radicales libres y factores carcinogénicos. Es un agente activo frente a la degradación oxidativa de las estructuras biológicas. En 1973 se descubrió  que constituye una parte fundamental de ciertas enzimas como la glutatión peroxidasa (GPX). Esta enzima, de entre 76000 y 92000 Dalton, se encuentra involucrada en el metabolismo del agua oxigenada y de ciertos lípidos perjudiciales. Está constituida por cuatro subunidades iguales, cada una de las cuales contiene un átomo de Selenio en forma de selenocisteína (HSe-CH2-CH(NH2)-COOH) y cataliza la reducción de peróxidos orgánicos y del agua oxigenada en una rápida secuencia de reacciones en las que participa el glutatión en sus formas oxidada y reducida.

El Selenio juega también un papel primordial para favorecer la función inmune, concentrándose en tejidos como el bazo, el hígado y los ganglios. Parece contrarrestar claramente la virulencia inhibiendo la progresión de VIH a SIDA. Es necesario para la movilidad de los espermatozoides y puede reducir el riesgo de aborto involuntario. Se trata además de un agente anticancerígeno de amplio espectro y son numerosos los estudios acerca de la importancia de este elemento en la prevención y tratamiento de diversos cánceres que están siendo llevados a cabo.

Bibliografía:

· Roderick C. McKenzie, Teresa S. Rafferty and Geoffrey J. Beckett. “Selenium: an essential element for immune function”. Trends Immunology Today 1998, 342, Vol. 19.
· Marek Kieliszek and Stanislaw Blazejak. “Selenium: Significance, and outlook for supplementation”. Nutrition 2013, 29, 713–718.
· Margaret P. Rayman. “The importance of selenium to human health”. Lancet 2000, 356, 233–241.
· Apuntes de la Asignatura Química Bioinorgánica. Curso 2007/2008, Universidad de Burgos. Profesora Arancha Carbayo Martín.
· Tabla Periódica de McGraw-Hill: http://www.mcgraw-hill.es/bcv/tabla_periodica/element/elemento34.html
· Elementos. Elementos de la tabla periódica y sus propiedades: http://elementos.org.es/selenio
 

Este post participa en la XXXIV Edición (Edición del Sé) del Carnaval de Química que me encuentro alojando en este blog.

Logo Carnaval Edición Selenio

 

Este post participa en la XXX Edición del Carnaval de Biología que acoge Activa tu Neurona en su blog Activa tu Neurona.

Logo Carnaval 30 Biología

 
Categorías: 1. General, 3. En profundidad, 8. Carnaval Química Edición Selenio | Etiquetas: , , , , , , | 6 comentarios

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: