Publicaciones etiquetadas con: Opinión

La gravedad y la cola del supermercado

Me encuentro esperando en la cola del supermercado de un centro comercial. Pese a ser domingo, se encuentra abierto debido a las fechas navideñas en las que estamos.

Giro la cabeza y veo a un padre, a una madre y a su hijo de aproximadamente dos años. El niño está de pie en el carro, calmado, sonriente, con los ojos bien abiertos, con la vista en las luces y en los objetos llamativos, observando todo lo que le rodea.

Miro de nuevo hacia adelante. Ya queda poco para llegar a la caja. No es que tenga mucha prisa, pero es cierto que los centros comerciales me suelen dar algo de agobio. De repente, escuché:

Mecagüen la pu_ _, Diego, ¡ya vale!

.

Me hallo anonadado. No me lo explico. ¿Qué puede ocurrir en la cola de un supermercado para tener que decir semejante barbaridad? Dispuesto a descubrirlo, vuelvo a girar la cabeza, no sin cierto temor enfundado y, por qué no, bastante vergüenza ajena. En ese momento, siento que la sangre me hierve por dentro.

El niño pequeño que estaba en el carro, calmado y sonriente, se llama Diego. Obviamente eso no es lo más importante. Lo que había ocurrido es que Diego había lanzado uno de los productos de la compra al suelo. La frase que había escuchado era la reprimenda que le hizo su padre por hacerlo. La madre, callada, no dijo nada. No corrigió a su hijo por su acción, pero tampoco a su pareja por la falta de respeto a la hora de dirigirse al niño.

Respirando hondo, me surgió la siguiente pregunta:

¿Diría la misma frase Newton cuando se desprendió sobre su cabeza la manzana del árbol?

Tanto Newton como el pequeño Diego estaban “jugando” con la fuerza ejercida por la Tierra hacia su centro sobre todos los cuerpos: la gravedad. A su edad, Diego todavía no conoce la ley de la gravitación universal ni las bases de la mecánica clásica establecidas por Newton. Tampoco sabe que el lanzamiento que había realizado al tirar el paquete del carro al suelo se suele estudiar mediante una composición de dos movimientos perpendiculares entre sí: un movimiento rectilíneo uniforme en el eje horizontal y un movimiento rectilíneo uniformemente acelerado debido a la gravedad en el eje vertical.

Pero lo más importante no es que no supiera todo eso. Lo más importante es que lo estaba experimentando, lo estaba palpando y lo estaba investigando en su propio laboratorio. De algún modo que realmente los adultos desconocemos, en su cabecita Diego estaba comprobando lo que ocurría cuando realizaba un movimiento con la mano y dejaba soltar al final el producto de la compra. Y quería ver las consecuencias, sacar sus propias conclusiones: hasta que altura llegaba, cuál era el alcance máximo que lograba… Tal vez en otros términos no tan físicos como los que nosotros ya conocemos, pero quería investigar. ¿Investigación “básica” tal vez? Tristemente, su experimento también tuvo una consecuencia ingrata que no debía haber tenido lugar. La reacción de su padre y la falta de ánimos de su madre. ¿Cómo se puede actuar así? ¿Se habrá cortado la carrera de un joven, pero que muy joven investigador? No estamos para semejantes hazañas.

¿Truncan los adultos ese espíritu investigador que todo niño lleva dentro?

 

Este post participa en la Edición XLVIII del Carnaval de Física, cuyo anfitrión es Daniel Martín Reina en su blog “La Aventura de la Ciencia”.

Anuncios
Categorías: 1. General, 4. Pensamientos del presente | Etiquetas: , , , , , , , , | 9 comentarios

¿Es realmente importante la divulgación científica?

Dos de los objetivos de moles de química son y serán la divulgación científica y la participación de cualquier lector de sus posts. Fruto de ello, quiero comenzar hoy una nueva sección: las encuestas.

Serán entradas para contribuir con un simple click, dando pie a escribir comentarios que puedan crear un pequeño debate. Se hará una pequeña introducción al tema en cuestión con opiniones recogidas en la universidad, colegios, en internet y en diversos foros de opinión. Al final del post, cuando nuestro intelecto se haya dado cuenta de las múltiples opiniones que hay… ¡a contestar! Los comentarios nos situarán a cada uno en un lado u otro de la balanza. ¿O tal vez en el medio? La primera encuesta es muy directa:

¿Es realmente importante la divulgación científica?

.

.

¡Sí! ¡Por supuesto!

La divulgación científica permite acercar una información muy valiosa al conjunto de la población que, de otra forma, sería completamente inaccesible o muy difícil de entender. Es una forma complementaria de enseñanza.

El ciudadano debe esforzarse por conocer el espacio que le rodea mientras que el científico debe poner herramientas para que la ciencia llegue hasta el resto de los ciudadanos. La divulgación es una forma necesaria de interaccionar entre todos nosotros. Tanto aprende el divulgador como sus lectores.

La divulgación científica consigue que se valore la ciencia entre la sociedad, permitiendo además captar jóvenes y mayores haciendo que disfruten mientras aprenden. Y… ¡a lo mejor descubren el camino de la ciencia!

No cabe ninguna duda: la divulgación científica permite observar tu entorno, crear algo de forma personal, estimular la curiosidad y abrir tu imaginación.

Los científicos están muy valorados por el conjunto de la población, sin embargo, la ciencia no suscita mucho interés para la sociedad. ¿Estaremos los científicos alejados de la misma? ¡La divulgación permite acercar el científico a quien no lo es!

.

¡No! ¡Para nada!

Donde realmente se aprende es en las clases magistrales, ya sean en el colegio, instituto o en la universidad. El verdadero conocimiento científico está en todos estos sitios.

¿Quién me dice a mí que los conocimientos divulgados son correctos y no me engañan? Como todos sabemos, en internet puede escribir cualquiera… lo que quiera… y sin ningún tipo de filtro a priori. ¿Cómo me doy cuenta de si estoy ante un fraude o no?

La ciencia es para los científicos, los cuales ya tienen herramientas suficientes como los congresos, publicaciones y medios para estar en contacto entre ellos.

Si no me gusta la ciencia… ¿Cómo entonces me va a gustar su divulgación?

En ocasiones, me cuesta más entender un artículo de divulgación, su fundamento y objetivos, que leer el verdadero artículo científico como tal.

.

No tiene gran importancia

Divulgar es interesante, sin embargo, si no se accede a los contenidos, es como que no se hubiera conseguido nada. Y aunque se acceda a los mismos… si no gusta… ¿de qué sirve?

Realmente, no me interesa, ni puedo distinguir su importancia.

Me basta con incrementar mi calidad de vida. Vivimos en una sociedad con prisa, por lo que aunque valore la ciencia y su divulgación, no tengo tiempo suficiente para prestarla atención.

  

Os invito a todos a participar con vuestras opiniones y comentarios.

¿Y tú qué opinas? ¡Que comience el debate!

Categorías: 1. General, 7. Encuestas | Etiquetas: , , , , , | 15 comentarios

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: